Huracán Laura deja al menos seis personas muertas en Luisiana y numerosos destrozos

Los vientos en Arabi y en todo el sur de Louisiana soplaron con fuerza de tormenta tropical durante todo el miércoles y jueves por la mañana, mientras Laura pasaba hacia el oeste.
Publicado en agosto 29, 2020, 9:19 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 3 mins

Al menos seis muertos y numerosos destrozos es el saldo preliminar de la llegada del huracán Laura a la costa sureste de Estados Unidos este jueves.

La poderosa tormenta, una de las más intensas que han azotado la zona en la historia, tocó tierra en horas de la madrugada como huracán categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson.

El Centro Nacional de Huracanes informó que el ojo de Laura llegó primero al distrito de Cameron de Luisiana a la 01:00 am hora local (06:00 GMT) y urgió a la población a protegerse.

El ciclón registraba vientos de hasta 240 km/h, pero bajó a categoría 2 tras tocar tierra.

Sin embargo, el organismo alertó sobre una “marejada ciclónica peligrosa” para las costas de Texas y Luisiana, vientos intensos y que las inundaciones vistas en algunas zonas tardarán “varios días” en retroceder.

“Inundaciones repentinas generalizadas a lo largo de riachuelos, áreas urbanas y en carreteras continuarán a través de sectores de Luisiana, Misisipi y Arkansas”, decía la alerta.

Empujaron tan fuerte estos vientos el agua de la superficie del Mississippi que lograron revertir su flujo. El río Mississippi es el segundo río más largo de América del Norte, con una extensión de unos 3.700 km. Comienza en el lago Itasca en Minnesota y desemboca en el Golfo de México.

Pero esta no fue la única vez que paso esto, en 2005, durante el huracán Katrina, también el agua cambió de curso. Y en 2012, los fuertes vientos y la marejada ciclónica del paso del huracán Isaac hicieron que el río fluyera hacia atrás durante casi 24 horas, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Los medidores del río mantenidos por el Servicio Geológico de Estados Unidos y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército mostraron que la corriente principal del río se desaceleró durante este tiempo, probablemente porque el agua de la superficie fluía en la dirección opuesta, junto con el viento, dijeron.

El presidente Donald Trump fue informado de la situación y dijo que iría al área el fin de semana.

Corresponsal Argentina

Leave a Reply

  • (no será publicado)