LA BENDICIÓN ECLESIÁSTICA PARA LOS HOMOSEXUALES

Publicado en marzo 29, 2021, 9:32 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 5 mins

En la pasada semana ha surgido un descontento general en la Iglesia católica de los Estados Unidos porque el pedido de bendecir a parejas del mismo sexo ha sido negado. El documento aclara que a pesar de que Dios quiere a todas las criaturas a las que les concedió la vida, la posición de la Iglesia católica (creada por el mismo Dios) continúa siendo que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, unidad de vida y origen de la familia, que es la base de la sociedad. Aclara también que debe existir contención y consolación por parte de la comunidad católica hacia los que tienen esas tendencias y que tampoco se los debe discriminar.  Añade:

“Las bendiciones pertenecen a la categoría de los sacramentales, en orden de recibir una Gracia en especial, razón por la que las bendiciones se imparten. Lo que es bendecido tiene que alinearse dentro del orden divino, y en el caso de las parejas sólo la pareja heterosexual, que es el fundamento de la propagación de la vida.  En el caso de uniones del mismo sexo, aunque haya aspectos positivos en la unión, no deben ser bendecidas, ya que dicha unión no conforma el orden del Creador.”

La Responsum ad Dubium termina especificando:

“Las bendiciones se pueden dar a personas individualmente que, aunque con tendencias homosexuales, aceptan el camino doctrinal católico por amor a Dios, pero debe quedar claro que Dios no bendice el pecado. Dios nos toma como somos, pero no nos deja como somos”.

Firmado por el Papa Francisco. Las críticas no tardaron en llegar.

    El Obispo de Essen, Alemania, Franz-Josef Overbeck, escribe una epístola reclamando la “insensibilidad” del Vaticano hacia las parejas homosexuales y teme que los fieles católicos van a dejar de ir a misa o de creer debido a la falta de coherencia entre el mensaje del Papa en el 2020 refiriéndose a las uniones civiles de homosexuales. También, el obispo pide una visión expandible de la sexualidad humana, y reitera que “…es materia de interpretar los signos de los tiempos”, y agrega que esta visión estrecha es la base de la violencia y abuso sexual, y “no podemos caer en una tentación fundamentalista.” 

   Otro que se animó a comentar es el famoso Elton John, que se muestra sorprendido de la contestación de la Iglesia católica, ya que el Vaticano soportó monetariamente la película basada en la vida del artista, película que tiene escenas explícitas de sexo homosexual.

   Esta controversia era de esperarse gracias al lenguaje ambiguo al que nos tiene acostumbrado el Vicario de Cristo, pero su infalibilidad sólo vale cuando se respeta el dogma de la Iglesia católica, religión que no solo tiene Dogma, sino Doctrina y Tradición sustentadas por 2021 años de existencia y por el estudio intensivo de la Palabra divina por los grandes doctores de la Iglesia.

    Uno de los problemas más grandes de la modernidad católica es diferenciar el sexo heterosexual del sexo homosexual. Ser homosexual no debe ser una identidad, ya que los heterosexuales no nos identificamos como tales, es un aspecto más de nuestra dimensión humana y probablemente no el más importante, ya que se puede sobrevivir sin ejercitarlo, no así sin comer o beber, aunque necesario para la propagación de la vida, pues sin esta los seres humanos ya nos hubiéramos extinguido.

El primer mandato de Dios fue ordenar al hombre y a la mujer a amar y procrearse, y llenar la Tierra.  Dios nos creó como una unidad biológica compatible perfecta y añadió el placer como un incentivo para que dos seres se busquen y satisfagan esos dos propósitos, y todo lo que está fuera de ese orden, incluyendo la sexualidad de cualquier índole, es innecesario e irrelevante.

Corresponsal de Estados Unidos.

Corresponsal de Estados Unidos

Leave a Reply

  • (no será publicado)