LAS MATEMÁTICAS ESPONSOREAN LA SUPREMACÍA BLANCA

Publicado en marzo 05, 2021, 7:45 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 7 mins

En 1863 se abolió la esclavitud en EE. UU. con la declaración de la emancipación firmada por el presidente Lincoln. En 1870 se hicieron enmiendas para darle el estatus de ciudadano americano a los esclavos libertados para que pudieran participar de la vida cívica. En el año 1967, la Corte determina que la prohibición de casarse con una persona de raza negra va en contra del artículo 14 de la constitución de EE.UU., siendo el último bastión de desigualdad en caer.  Desde que Barack Obama se convirtió en presidente del país del Norte podríamos decir que no hay ninguna barrera para ninguna raza de llegar a las altas esferas de cualquier orden.

  Al menos eso parecería en la superficie, pero la realidad es que el tópico del racismo ha resurgido en los últimos años con una fuerza tan grande que lo único que se puede concluir es que está siendo empujado por detrás con una determinada intención que no vamos a analizar en este artículo, pero sí vamos a mencionar la última noticia relacionada con este tema.

    El estado de Oregon acaba de lanzar un programa de entrenamiento para los maestros y educadores de las escuelas, con el objetivo de terminar con cualquier prejuicio racista o sentimiento racista durante la impartición de contenido académico. Una de las secciones está focalizada en las matemáticas y la han llamado etnomatemáticas. La premisa de este entrenamiento es que la supremacía blanca se manifiesta en la ciencia de las matemáticas cuando enseña que hay respuestas correctas o incorrectas. El 21 de febrero se dictó la primera clase llamada “desmantelando el racismo en las matemáticas”. Este curso está formulado en concertación con el Ministerio de Educación de California. Otros temas tratados, son: “cómo la supremacía blanca ha infiltrado las clases de matemáticas”, y algunas de las ideas que se tratan son “la perversidad de corregir a los alumnos para encontrar las respuestas correctas y terminar su tarea (que parece ser también ideas de los blancos)”, o la injusticia de la objetividad buscada en las matemáticas a través de buscar respuestas correctas, ya que lleva a los alumnos al conflicto si sus respuestas no son correctas, y de esta manera se perpetúan ideas racistas, propias de la superioridad blanca (pareciera que los blancos entienden el concepto de la importancia de la precisión en las matemáticas, una ciencia exacta).

   No es una broma. Fox News se comunicó con el director de educación de Oregon, Marc Siegel, y no solo confirmó, sino que con orgullo agregó que tienen en preparación otro capítulo donde le dan a los educadores herramientas para que aprendan estrategias para que los alumnos de distintas etnias, no solamente los afro, sino los latinos a los que acá se les llama latinx (nueva etiqueta), o asiáticos o nativos, participen de la clase de una forma “igualitaria y justa”.

   Se alienta a los profesores a que permitan a los alumnos buscar respuestas alternativas a los problemas matemáticos. Otro de los puntos importantes es reconocer las maneras en que las matemáticas son usadas para sostener ideas de capitalismo, imperialismo y supremacía blanca; más ideas bajo criticismo en este programa son “planeamiento para el futuro” y “posponer la gratificación inmediata, básicamente autocontrol”, que son ideas que los blancos pareciera querer “imponer” en las minorías (en palabras “blancas”: superación individual).

   Estos cursos que están diseminándose en las escuelas están diseñados por la organización DismantlingRacism.org, un grupo radical que tiene estatus de organización y está exenta. Por último, los educadores van a ser responsables si no aplican todo este nuevo conocimiento, y si no reconocen el conocimiento tóxico de la cultura blanca de los EE. UU.

    Howard Zinn, uno de los coautores de este manual, es un proclamado socialista-marxista y admirador del Che Guevara, y escribe en la última sección que en orden de terminar con el racismo hay que terminar con el sistema capitalista de explotación y avanzar a un sistema de justicia económica donde todos seamos iguales y tengamos la misma cantidad de cosas (o no tenemos nada), eso es justicia.

   Es claro que el resultado de estos programas no son el empoderamiento de las minorías étnicas, más bien ponen en desventaja a las mismas, ya que si ningún profesor puede exigir a un estudiante que sepa la “respuesta correcta”, el propósito de la educación y la enseñanza deja de existir porque el conocimiento debe ser independiente del color de la piel de quien lo crea o haya.  En los EE. UU. los padres pueden educar a los hijos en su casa, una opción que es cada vez más popular (homeschooling), y es otro beneficio que también las organizaciones marxistas están tratando de obliterar para poder tener el control total de adoctrinamiento, que es necesario en cualquier Estado absolutista tiránico.

Corresponsal de Estados Unidos.

Corresponsal de Estados Unidos

Leave a Reply

  • (no será publicado)