Los graves e irreparables peligros de acelerar la vacuna anti COVID-19

Llevar a cabo una vacunación masiva sin haber realizado todos los tests necesarios implica grandes riesgos.
Publicado en septiembre 02, 2020, 9:39 am
5 mins

Hoy, miles de investigadores en más de 30 países están compitiendo, y haciendo un esfuerzo sin precedentes para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus, utilizando métodos probados y no probados, e innovando para eliminar años de los plazos tradicionales. Con las esperanzas para terminar con la devastación de la pandemia con una vacuna, pero las apuestas son inmensas y los riesgos son enormes.

Incluso existe una gran preocupación en varias comunidades de médicos y expertos prominentes de que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) pueda estar actuando demasiado rápido. Esta preocupación aumentó cuando el comisionado de la FDA, el Dr. Steven Hahn, le dijo al Financial Times que su agencia podría considerar una autorización de uso de emergencia (EUA) para una vacuna contra covid-19 antes de que los ensayos clínicos en etapa tardía estén completos si los datos muestran evidencia suficientemente sólida de que protegería a las personas. Pero esto parecería no estar cumpliéndose por la premura de obtener una vacuna que termine con la pandemia.

El comisionado tiene la autoridad para permitir el uso de productos médicos no aprobados en una emergencia cuando no existan alternativas adecuadas o aprobadas. Una EUA no es lo mismo que una aprobación total y se puede retirar.

Eso es lo que sucedió con la hidroxicloroquina y la cloroquina. La FDA otorgó una EUA a los medicamentos, muy elogiados por el presidente Donald Trump, el 28 de marzo. Posteriormente revocó su EUA en junio después de que los estudios mostraran que no eran efectivos y también podrían causar problemas cardíacos graves.

Pero ¿Cuáles son los riesgos de apresurarse?

Se ha demostrado que algunas vacunas hacen lo contrario de lo que están diseñadas para inducir respuestas inmunitarias no deseadas.

Los reguladores europeos en 2011 recomendaron restringir el uso de una vacuna contra la gripe porcina de GlaxoSmithKline después de que se vinculó a casos raros de narcolepsia. Una vacuna contra la enfermedad de Lyme desarrollada por la misma compañía, entonces llamada SmithKline Beecham, fue retirada en 2002 en medio de preocupaciones sobre los vínculos con la artritis.

En la década de 1960, una vacuna experimental para el VSR, un virus respiratorio común, no solo no protegió a los niños, sino que los hizo más susceptibles. Murieron dos niños pequeños.

En los últimos años, se descubrió que la vacuna contra el dengue de Sanofi exacerba los síntomas en algunos que lo recibieron.

El 12 de abril de 1955, el Gobierno anunció la primera vacuna para proteger a los niños contra la polio. En cuestión de días, los laboratorios habían producido miles de lotes de la vacuna. Los lotes hechos por una empresa, Cutter Labs, contenían accidentalmente virus de la poliomielitis vivo y provocaron un brote.

Más de 200.000 niños recibieron la vacuna contra la polio, pero en unos días el Gobierno tuvo que abandonar el programa.

«40.000 niños contrajeron polio. Algunos tenían niveles bajos, un par de cientos quedaron con parálisis y unos 10 murieron», dijo el Dr. Howard Markel, pediatra, profesor distinguido y director del Centro de Historia de la Medicina en la Universidad de Michigan. El Gobierno suspendió el programa de vacunación hasta que pudiera determinar qué salió mal.

En 1976, los científicos predijeron una pandemia de una nueva cepa de influenza llamada gripe porcina. Más de 40 años después, algunos historiadores lo llaman «epidemia de gripe que nunca existió».

«Básicamente, sus asesores le dijeron al presidente Ford mire, se avecina una gripe pandémica llamada gripe porcina que puede ser tan grave como la gripe española», dijo Michael Kinch, profesor de oncología radioterápica en la facultad de medicina de la Universidad de Washington en St. Louis. Su último libro, «Entre la esperanza y el miedo», explora la historia de las vacunas.

«Ford estaba siendo engatusado para que presentara una vacuna que se preparó apresuradamente. Cuando tienes una situación de cepa nueva como esa, tenían que hacerlo sobre la marcha», dijo Kinch.

Corresponsal Argentina

Leave a Reply

  • (no será publicado)