PROYECTO GLOBALISTA: LA NUEVA RELIGIÓN Segunda Parte

Publicado en junio 07, 2021, 9:04 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 7 mins

Esta élite conformada por los sospechosos de siempre, en lo tecnológico como Elon Musk o Gates; en lo económico, los fondos de cobertura de inversión como Blackstone, Blackrock, Vanguard, Reidalio, Soros y Big Pharma, o big energy que incluyen compañías ya conocidas como Shell y Coca Cola; debajo están personajes contratados por ellos, tales como Bachelet, expresidente de Chile, o Antonio Guterres de Portugal, por nombrar algunos ejemplos.  Todos comparten esta visión relativista diseñada por los grupos de poder, como la fundación Ford, la Open Society, fundaciones de beneficencia que “donando” dinero en realidad están comprando poder político para implementar sus agendas, o sea, colonización ideológica e institucional, la sublimación cultural obliterando las diferentes culturas de los  países, masificando la población e imponiendo lo que sea necesario para llegar a controlar el mundo sin tener en cuenta al individuo, aunque la propaganda asevera todo lo contrario.

   Los vasallos nacionales (presidentes), no importa su ideología política, responden a estos poderes implementando estos paquetes ideológicos que les llegan de arriba preempacados. Un ejemplo claro lo vemos en esta pandemia, como a través del mundo se usa el mismo lenguaje para convencer, se repite la misma fórmula una y otra vez, y el uso de la culpa es una de ellas.  Aunque hay focos de rebeldía todavía, como Rusia, Turquía, Hungría, República Checa y Polonia, mientras que en EE.UU. están Florida y Texas y los estados de centro del país, que no se dejan avasallar.

   Pero el fondo del asunto es redefinir al ser humano, transformarlo de sujeto de derecho a objeto, y este cambio de categoría abre la puerta a un sinfín de problemas éticos actuales, pero que si esto se implementa ya no van a haber límites; por ejemplo, la experimentación con fetos (abortos), pues ya en algunos países desde hace varios años se usan abortos de 14 semanas como máximo para experimentos de laboratorio; la manipulación de células madres, la venta de seres como es el caso de los vientres de alquiler a los que se les pondrá un precio de acuerdo con las características físicas del sujeto, donde algunos fetos serán más caros que otros.

   El transhumanismo significa que el humano es una cosa que podemos transformar, vender, cambiarle partes, y como ejemplo es lo que se está hablando mucho en estos momentos acerca de los chips creados por Elon Musk y que se aplican en diferentes partes del cuerpo, lo cual ya está pasando en Suecia.

   ¿Quiénes son los más vulnerables? Las generaciones nuevas, la mayoría proveniente de familias disfuncionales o sin familias, ya que desde hace varias décadas se está tratando de hacer desaparecer la función de la familia.  Generaciones que buscan un sentido a sus vidas, ya que se les ha negado la enseñanza del conocimiento de la trascendencia humana, la inmortalidad y lo divino, y buscan una individualidad que también se les ha inculcado a través de todo el adoctrinamiento de los últimos años, o bien, por falta de una identificación con su propia cultura, ya que también ha sido destruida.  Estos jóvenes que voluntariamente se van a prestar a todos estos experimentos transhumanos sin entender las consecuencias y cómo serán descartados si las técnicas fallan.  Estos jóvenes que a falta de opciones comprarán la felicidad eterna que se les vende en forma de tecnología, que creará un mundo artificial y un alejamiento cada vez más abismal de la realidad objetiva y de la creación divina.

   La manipulación genética es la última y menos comentada, pero no por eso la menos importante, ya que el eugenismo no ha desaparecido, solo que ha estado latente en épocas en que los valores conservadores cristianos tienen más peso. Las ideas de los eugenistas de los dos siglos anteriores, ideas que básicamente creen en la creación de un individuo “perfecto” juntando las características genéticas más deseadas de los individuos superiores, son un movimiento filosófico que básicamente determina que hay personas “mejores” que otras y que los que no son mejores o viables deben ser eliminados; por eso, las clínicas de aborto abundan en guetos o en zonas más pobres o de etnias “no deseadas”. Oferta y demanda en el mercado humano.

   Al tener la misma perspectiva global de estos tecnócratas elitistas podemos comprender cómo ven el mundo y cómo ven al resto de la humanidad, y uno sospecharía que hay componentes de sociopatía, al menos, que rayan en la psicopatía, a veces.  Ellos son la solución a los problemas que ellos mismos provocaron, ya que ellos han sido los mayores exponentes de ese capitalismo codicioso.  En el caso de la pandemia la manipulación no solo es mediática sino de virus conocidos que a través de su manipulación se pueden usar en guerras biológicas, todo esto en laboratorios que ellos mismos financian. Si somos más perspicaces hasta podemos ver que todas estas agendas se parecen mucho a una religión, pero con nuevos dioses, y los juegos de estos dioses son los que pretenden guiar nuestros destinos de ahora en adelante.

Corresponsal de Estados Unidos.

Corresponsal de Estados Unidos

Leave a Reply

  • (no será publicado)