Quieren destruir los símbolos católicos

Una serie de indicios y ataques a iglesias católicas en Francia pone en dudas la versión oficial de incendios accidentales y lleva a sospechar que fueron provocados
Publicado en julio 26, 2020, 11:37 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 6 mins

Al poco tiempo de iniciado el incendio en la Catedral de Notre de Dame, el gobierno francés ya comenzó a hablar de un accidente ocasionado por los trabajadores que estaban haciendo una remodelación. Sin embargo, la misma empresa encargada de dichas tareas y con más de 30 años de trayectoria, salió a desmentir la versión oficial, diciendo que todos los materiales que se utilizaron eran ignífugos. Este fue el primer indicio que llevó a dudar de la accidentalidad y a pensar que debía haber algún acelerador químico que ocasionara el fuego.

A su vez, la ola de violencia que se estuvo dando recientemente en Europa en general y Francia en particular, contra las Iglesias cristianas, habla de una posible anunciación de estos atentados.

Según el Ministerio del Interior de Francia en 2017 hubo 878 atentados contra iglesias y templos cristianos y en el 2018 hubo 1062 actos vandálicos anticristianos como crucifijos rotos, paredes manchadas con excremento, tabernáculos saqueados, hostias y libros sagrados tiradas por los pisos.

Un mes antes de ocurrido el incendio de la Catedral de Notre Dame, la segunda Iglesia más importante de París, la iglesia de Saint-Sulpice, sufrió un incendio que todavía es investigado por la policía. Pero este incendio provocado no fue el único que despertó suspicacias en los parisinos. En esa misma semana, otras 12 iglesias francesas fueron vandalizadas.

En Dijon irrumpieron en una iglesia, rompieron el sagrario y tiraron las formas por el piso. También la basílica de Saint-Denis, de más de 800 años de antigüedad, fue atacada en marzo del año pasado, con ruptura de ventanas y graves daños en el órgano.

En Nimes, la iglesia de Notre-Dame des Enfants, fue atacada con excremento en las paredes y se robaron objetos sagrados del altar.

Pero esta larga lista de atentados terroristas que sufrieron los templos católicos en Francia, no es lo único que nos lleva a pensar que fueron todos provocados intencionalmente por un odio a la fe.

Por ejemplo Benjamin Mouton, arquitecto en jefe de la Basílica de Notre Dame durante 14 años, sostiene que “es incomprensible que el armazón del tejado de la Catedral haya ardido tan rápidamente, porque las vigas eran muy antiguas y duras como el acero. No se pueden quemar”. Incluso pone en dudas las versiones de un cortocircuito eléctrico ya que “la instalación eléctrica estaba recientemente renovada”. Como consecuencia de estas declaraciones el presidente de Francia, Emmanuel Macron, a través del ministerio de cultura prohibió a los arquitectos de monumentos históricos hablar públicamente sobre lo ocurrido en el incendio.

A su vez el canal de youtube francés Biotic Tv, subió un video donde muestra que quemar una viga sin algún tipo de acelerante es imposible y más con la rapidez con que se quemó Notre Dame.

Incluso el economista y presidente del Instituto de geopolítica de las poblaciones, Yves-Marie Laulan, asegura “sin caer en lo más mínimo del mundo a través de la conspiración, el fuego de Notre Dame me ha dejado una serie de interrogantes: ¿Cuántas vigas de roble que tienen siglos de antigüedad y que, como sabemos, se vuelven más secas y duras como el hormigón, pueden arder como fósforos? ¿De qué manera es posible prenderles fuego? ¿Cómo podrían encenderse esta enorme pieza de metal y el armazón, sin la ayuda de un material altamente combustible dispuesto en o cerca de su base (astillas, hojas, diversos desechos vegetales o líquido inflamable)? ¿Cómo explicar la velocidad con la que el fuego se extendió desde la base de la pluma a todo el techo sin la ayuda de un material altamente combustible en el techo?

Hasta el reciente atentado contra la catedral de San Pedro y San Pablo en la ciudad de Nantes, demuestra que todos estos supuesto accidentes tienen un objetivo en común atacar a la Iglesia católica en sus raíces más profundas. La única diferencia es que en este atentado la justicia desde el comienzo sospecha que el incendio tuvo un origen criminal, ya que los bomberos se encontraron al llegar con tres focos diferentes de fuego. El fiscal de Nantes, Pierre Sennes, explicó a la emisora de radio “France Bleu Loire Océan” que esos tres puntos diferentes “nos llevan a privilegiar la hipótesis criminal, no es resultado del azar”.

Estos testimonios junto con la larga lista de atentados terroristas que tuvieron lugar no solo en Francia, sino en otras partes de Europa incluso también en Estados Unidos, la rapidez con se dispersó el fuego y la vasta experiencia de los peritos que hablaron sobre el tema en los distintos atentados, ponen seriamente en duda la versión oficial de que no son actos vandálicos sino accidentales.

Corresponsal Argentina

Leave a Reply

  • (no será publicado)