¡¡VACUNA ARGENTINA contra el Covid-19!! A pesar del sabotaje del gobierno argentino

Publicado en septiembre 13, 2020, 12:20 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 6 mins

En nuestro artículo Nuestra misión frente al coronavirus[1] mostramos de qué modo el depredador poder financiero internacional aprovechó la expansión planetaria del Covid-19, creado por las Fuerzas Armadas chinas como arma bacteriológica con fines bélicos[2], para rediseñar el mundo a favor de su proyecto del Orden Mundial Liberal y la instauración informal de un Único Gobierno Mundial. Un Nuevo Orden gestionado por la Organización Mundial de la Salud para hacer frente al nuevo “enemigo mortal de la humanidad” que reemplaza a los anteriormente visibles (el “guerrillero anticapitalista” y el “muhjadín antioccidental”) por uno nuevo, invisible e inasible.

El confinamiento carcelario-domiciliario dispuesto a nivel mundial fue el instrumento de control que permitió a ese poder la implementación de su proyecto político reordenador. Y la creación de las vacunas “salvadoras” -fabricadas en su gran mayoría por empresas farmacéuticas y laboratorios que son propiedad de los fondos de inversión internacionales[3]– les permite tener el control y el dominio de la prisión universal en que han convertido al mundo. Mundo en el que se ha derrumbado la economía productiva real, mientras que la economía financiera especulativa no sólo se ha fortalecido, sino que se ha incrementado exponencialmente, de tal modo que ha podido obtener ganancias de miles de millones de dólares en un solo día.

Ni lerdo ni perezoso, el gobierno social-demócrata progresista de Alberto Fernández y Cristina Kirchner firmó hace pocas semanas un convenio a través del cual la Argentina va a comprar “a precio de costo” (????) la vacuna fabricada por la farmacéutica británica AstraZeneca, en combinación con un laboratorio argentino de propiedad del empresario “siempre oficialista” Hugo Sigman -ex militante ultraizquierdista anticapitalista convertido en magnate multimillonario ultracapitalista- y la Fundación Carlos Slim -propiedad del empresario mexicano del mismo nombre-, fuertemente subsidiada por la Fundación Bill & Melinda Gates. Un NEGOCIO TOTALMENTE PRIVADO, en el que los fondos iniciales para promover la fabricación fueron aportados por el Gobierno inglés a través de la Universidad de Oxford, mientras que los Estados “Nacionales” de Iberoamérica aseguran la compra del producto.

Pero, lamentablemente para estos planes de inversión estatal con beneficio privado, se ha conocido en Argentina que un grupo de 15 científicos que trabajan en el organismo estatal denominado Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), dirigidos por el doctor en bioquímica Hugo Daniel Luján, en el Centro de Investigación y Desarrollo en Inmunología (CIDIE) perteneciente a dicho organismo, han desarrollado una vacuna para el COVID-19, vacuna que podría ser administrada de manera oral y no precisar frío para su traslado. El mencionado científico es, además, profesor de la Universidad Católica de Córdoba (Argentina).

Esto constituye un avance fundamental para la medicina argentina en estos tiempos de pandemia. Pero, a pesar de ser una institución estatal la que impulsó este notable hallazgo -¿o quizás por ello?-, las autoridades sanitarias nacionales y el mismo Gobierno argentino ignoran totalmente el aporte científico y le han negado los fondos necesarios para desarrollar las siguientes etapas de la vacuna anticoronavirus, aunque esos mismos funcionarios hablan “esquizofrénicamente” de la “presencia del Estado” en áreas de muchísima menos importancia para la vida del pueblo que habita en suelo argentino.

Una clarísima demostración de que la Argentina es actualmente una granja del poder financiero internacional, esclava de la ambición siniestra de los saqueadores de las riquezas del mundo.

 

Datos biográficos del doctor Hugo Daniel Luján:

Nació el 11 de septiembre de 1961. Egresó como Doctor en Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba (1991). Realizó sus estudios de postgrado en los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos (1992-1997). Fue International Research Scholar del Howard Hughes Medical Institute (2000-2010) y Fellow de la Guggenheim Foundation (2010-2011). Actualmente se desempeña como Profesor Titular de Bioquímica en la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Córdoba, Investigador Principal del CONICET y Director del Centro de Investigación y Desarrollo en Inmunología y Enfermedades Infecciosas. Es miembro titular de numerosas sociedades locales y extranjeras, y editor de varias revistas científicas. Durante su carrera ha publicado más de 60 trabajos y editado libros sobre su especialidad. Sus investigaciones promovieron la presentación de varias patentes de invención. Ha recibido el NIH Inventor´s Award (1995 y 1997) y el premio INNOVAR (2010).

[1]En https://acnweb.com.mx/category/vision-continental/page/2/

[2]En https://www.imperiumnews.net/el-covid-19-es-un-arma-biologia-china

[3]En https://acnweb.com.mx/2020/08/17/poder-financiero-internacional-dueno-del-dinero-y-de-las-vacunas-que-van-a-salvar-a-la-humanidad/

Corresponsal de Argentina

Corresponsal de Argentina

Leave a Reply

  • (no será publicado)