La República Argentina: Colonia y cobayo del Poder Financiero Internacional

A la condición de deudor eterno de los fondos de inversión internacionales angloamericanos, ahora se agrega la condición de cobayos de ese mismo poder, dueño de la farmacéutica británica que va a fabricar la vacuna anti-Covid19, junto con la Fundación Carlos Slim, mexicano “católico pro-vida” pero subsidiado por la abortista Fundación Bill&Melinda Gates. Vacuna que se fabrica con restos fetales abortados.
Publicado en agosto 14, 2020, 12:11 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 5 mins

En el día de ayer impactó en Argentina y en el mundo la noticia que la farmacéutica británica AstraZeneca se ha asociado con un laboratorio argentino pero de origen español, mAbxience, propiedad del empresario todoterreno Hugo Sigman, dueño de laboratorios argentinos (Elea, Infarma, etc.), para fabricar en Argentina el reactivo de la vacuna contra el virus Covid-19, que después va a ser envasada en México, seguramente por una empresa del empresario mexicano Carlos Slim Helú, dueño de la Fundación Carlos Slim, que es la organización que financia la producción de los millones de vacunas que se van a fabricar inicialmente, para ser aplicadas en todos los países de Iberoamérica, excepto Brasil.

                                                                                                           

Un negocio totalmente privado, sin intervención directa de ningún Estado. Un negocio que se desarrolla a caballo de la llamada “pandemia del Covid-19”, pero que en realidad ha infectado al 12 de agosto a 20.423.897 personas (0,26% de la población mundial), mientras que el total de personas fallecidos ha sido de 744.649 personas (0,001% de la población mundial).

La única intervención de los Estados ha sido imponer con su autoridad un confinamiento y aislamiento domiciliario obligatorios, provocando el derrumbe de la actividad económica real, sin afectar en lo más mínimo la actividad financiera especulativa.

Y en medio del desastre económico aparecen “los privados” haciendo negocios con la desgracia, aportando la “solución” sanitaria y de paso haciendo negocios en forma inmediata con una de las pocas actividades productiva en pie y con perspectivas.

Pero al profundizar en la “personalidad” de la farmacéutica británica fabricante de la vacuna, descubrimos que los dueños de la misma son los mismos fondos de inversión especulativos, dueños de la deuda externa pública argentina, al mismo tiempo que son las empresas más grandes del mundo, controladores de la actividad económica global:

Y por otro lado, no es un tema menor es que la Fundación Carlos Slim, asentada en México, tiene como “benefactores” aportantes a su actividad “sin fines de lucro” no sólo a numerosas instituciones oficiales y gubernamentales aztecas, sino también a organismos internacionales como Fundación Bill&Melinda Gates, Fundación Clinton, Unicef, Banco Interamericano de Desarrollo, Gobierno de España, Fundación Vida Salvaje Mundial, entre otras, todas ella partidarias y promotoras del aborto.

En síntesis: los acreedores financieros internacionales de Argentina van a fabricar en el país la vacuna “anti-Covid19” para ser aplicada en todos los países de Iberoamérica, excepto Brasil.
En segundo lugar, la fabricante británica está buscando inmunidad total en la Unión Europea frente a las secuelas y perjuicios personales que pueda provocar la aplicación de la vacuna, haciendo responsable a los Estados de los resultados adversos que puedan resultar.
En tercer lugar, el empresario Carlos Slim Helú aporta el aspecto “católico progresista”, asociado a la presencia de fundaciones e instituciones pro-aborto presentes en el negocio como aportantes “filantrópicos” de fondos. Extraña síntesis del empresario “católico” con el mundo pro-aborto y anticristiano, con excelentes vínculos con parte de la jerarquía católica, mexicana y mundial.
Y por último, cerrando el círculo, es por demás gravísimo el hecho que la vacuna de AstraZeneca es fabricada con restos fetales abortados, la línea HEK-293, como ha revelado un artículo publicado de Meredith Wadman, “Vaccines that use human fetal cells draw fire”, publicado el 12 de junio de este año en la revista Science (Vol. 368, Issue 6496, pp. 1170-1171).
Además de asesinato, el aborto es un gran negocio para los buitres del mundo “con rostro humano”.

 

Corresponsal de Argentina

Corresponsal de Argentina

Leave a Reply

  • (no será publicado)