La cuarentena genera más daño que el Virus

Publicado en junio 17, 2020, 6:37 pm
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 4 mins

En declaraciones formuladas ante la BBC, el doctor Michael Levitt, Premio Nobel de Química en el año 2013, afirmó contundentemente que “el daño ocasionado por el confinamiento será mucho mayor que cualquier daño del Covid-19 que se haya evitado”.

El científico no opina, sino que se basa en estudios y análisis que comenzó a hacer apenas se desató la expansión del virus. Analizó el desarrollo del virus anterior que emergió en el 2003 en China -el SARS-Cov-, para entender cuál era la peligrosidad del nuevo germen, para descubrir que nuevo coronavirus avanzaba mucho más rápido que su antecesor, pero con una tasa de letalidad menor: “en mi primer informe del 2 de febrero vi que el virus se estaba desacelerando”.

A posteriori amplió sus investigaciones a los otros países que se vieron afectados por la expansión de la pandemia en todos los continentes. Eso le permitió comprobar que después de tres o cuatro semanas la velocidad de transmisión del virus comienza a desacelerarse.

A su criterio, entonces, “el daño ocasionado por el confinamiento será mucho mayor que cualquier daño del Covid-19 que se haya evitado”, porque si bien ha salvado vidas en el corto plazo, en el mediano y largo plazo el daño económico costará vidas. Ya se ha visto que en los países que han salido del confinamiento, aumentó la tasa de suicidios y de violencia doméstica y los niños han sufrido mucho, al nivel de un trauma. Y lo que todavía no se ha podido dimensionar son las consecuencias del abandono de tratamiento del cáncer o del cuidado de los trastornos cardíacos padecidos previamente.

Con los números en la mano, muestra que en un día promedio mueren en todo el planeta 150.000 personas, muertes que no son por guerra o hambre, sino en su mayor parte por vejez.

Considera que más que virus mismo, más peligroso fue el pánico desatado, potenciado en gran partes por los medios de comunicación, ocultando el hecho que muchas muertes atribuidas al coronavirus se debieron en realidad a enfermedades preexistentes.

Y finalmente afirma en forma contundente, respecto al confinamiento impuesto, que la mayor responsabilidad le corresponde a la dirigencia política: “no se puede culpar a los epidemiólogos ni a los científicos, los líderes [políticos] son los responsables”. En este sentido, espera que en el futuro haya más discusión y más ideas en una etapa temprana, porque ha habido hasta ahora muy poca reflexión y debate, lo cual es una actitud muy poco científica y responsable.

Reflexión y debate que son imprescindibles para lograr un equilibrio entre los problemas de salud y los problemas económicos que genera una pandemia como la actual, porque lo económico también influye en la salud y en la vida de los pueblos.

 

Corresponsal de Argentina

Corresponsal de Argentina

Leave a Reply

  • (no será publicado)