La Corte Suprema estadounidense contra negocios delictivos de George Soros

Según Corte Suprema estadounidense, activistas extranjeros respaldados por George Soros no tienen derechos reconocidos por la Constitución de Estados Unidos, cuando pretenden subvencionar acciones criminales con fondos estatales
Publicado en julio 07, 2020, 12:25 pm

El lunes 29 de junio la Corte Suprema de Estados Unidos dictó una sentencia en contra de la Alianza para la Sociedad Abierta Internacional, impulsada por el financista George Soros, declarando que los operadores extranjeros respaldados por Soros no tienen acceso a los derechos de la Primera Enmienda respaldada por la Constitución de los Estados Unidos.

Esta Alianza esperaba recibir fondos federales destinados a detener el VIH/SIDA en todo el mundo. Pero los operadores de Soros tuvieron problemas debido a una ley del Congreso que prohíbe el acceso a esos fondos a toda organización que respalda la prostitución.

El grupo izquierdista pro prostitución intentó demandar para esquivar esa ley del Congreso, pero fue censurado por la mayoría de los jueces supremos.

El juez Brett Kavanaugh fue quien redactó la opinión de la mayoría para el caso.

Sintéticamente, el fallo afirma que las afiliadas extranjeras de los demandantes son organizaciones extranjeras, y estas organizaciones extranjeras que operan en el extranjero no poseen derechos amparados por la Constitución de los Estados Unidos.

Sigue afirmando que es evidente que los demandantes preferirían afiliarse a organizaciones extranjeras que no se oponen a la prostitución, lo cual va en contra de la ley, según la cual se exige a las organizaciones extranjeras que se opongan a la prostitución si pretenden acceder a los fondos requeridos. Según la sentencia, “los demandantes no pueden exportar sus propios derechos de la Primera Enmienda para proteger a las organizaciones extranjeras de las condiciones de financiación exigidas por el Congreso», porque las organizaciones extranjeras están legalmente separadas de las organizaciones estadounidenses y las organizaciones extranjeras que operan en el extranjero no poseen derechos constitucionales. Siguiendo el razonamiento, el fallo deduce que las organizaciones extranjeras no tienen el derecho de la Primera Enmienda de pasar por alto el Requisito de la Política”.

La red Soros ha emitido una declaración condenando el fallo de la Corte Suprema y el hecho de que se les negarán fondos federales debido a su apoyo internacional al negocio de la prostitución. Para esta organización, luchar contra la trata de personas y el negocio de la prostitución es imponer una agenda ideológica que restringe la libertad de expresión.

Lo que la alianza internacional se propone es brindar asistencia sanitaria a las mujeres sometidas a esclavitud para ejercer la prostitución, y pretende que sea el gobierno estadounidense quien subvencione esa asistencia, para que los delincuentes que se benefician del crimen abominable no comprometan sus fabulosas ganancias. Se escuda en el derecho que tienen los grupos marginados de acceder a servicios de salud pública, y no dice una sola palabra sobre uno de los crímenes más abominables, como es la esclavitud y explotación de las mujeres sometidas al comercio de la prostitución.

Es el propio presidente de la Open Society Foundations, Patrick Gaspard, quien sostiene esta afirmación a todas luces favorable al crimen de la trata de personas.

Independientemente de estas argumentaciones, la decisión de la Corte Suprema estadounidense es definitiva e inapelable.

Si los proxenetas a los que George Soros pretende asistir financieramente quieren brindar atención sanitaria a sus esclavas sexuales, tendrán que poner dinero de sus fabulosas ganancias, no acceder a fondos estatales que provienen de los impuestos que pagan los contribuyentes estadounidenses.

Corresponsal de Argentina

Corresponsal de Argentina

Leave a Reply

  • (no será publicado)