COVID AL ESTILO INDIO

Publicado en agosto 24, 2021, 10:11 am
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 8 mins

Que “la India es una tierra de contradicciones”, es una vieja expresión. Por lo general, se dice en respuesta cuando uno comienza a cuestionar los fundamentos filosóficos predominantes del país. Realmente, no es distinto de decir: “así son las cosas” o “todo vale”, sin abordar nunca los problemas en cuestión. Hegel reconoció esto cuando describió la ideología védica que impregna el subcontinente como una “religión de fantasía”. Esta fantasía se manifiesta en el sistema de castas, que se entiende como la imposición codificada de la usura a través de la religión, el politeísmo y la economía de la mano de obra barata, por nombrar algunos aspectos, todos los cuales son irracionales por su propia naturaleza. [1] [2]

   Logos o razón, simplemente no se desarrolló (a pesar de un comienzo prometedor) ni echó raíces firmes como lo hizo en Occidente; en su lugar, la ideología védica, bajo la apariencia de doctrinas religiosas, promovió la docilidad cebando a la India para ser barrida fácilmente en la cara de la oposición, ya sea que fueran los británicos durante el siglo XIX o el liberalismo defendido por las fuerzas de la globalización hacia el final del siglo XX. El paraíso de la usura, como se le llama, y gobernar por medio de la dominación hace relativamente fácil que nos lleve al presente: la era COVID.

   La ‘religión’ COVID es la última herramienta de dominación o control político en nombre de la ciencia médica. Confinamientos, dobles máscaras, toques de queda, distanciamiento social, desinfectantes de manos, inoculación de vacunas experimentales no probadas y todos los silbidos que el mundo ha llegado a esperar, con una diferencia importante: casi no hay retroceso. A diferencia de Occidente, donde, al menos un número significativo ha reaccionado ante la ingeniería social incesante, existe algún tipo de expresión de oposición a la tiranía. Esto se debe a la docilidad india antes mencionada y a una falta de conciencia.

   Dado que la India es un país vasto, a veces se entiende mejor observando sus diversas regiones. El estado sureño de Kerala, que representa el 3% de los 1300 millones de habitantes de la India, se encuentra en medio de una crisis de COVID, según los ‘expertos’. Más del 50% de los casos diarios de COVID en el país son de este estado. ¿Es el virus de alguna manera geográficamente consciente? ¿Cuál es el marco de los datos que se recopilan? ¿Cuál es el marco para la interpretación de estos datos? El test PCR no es una prueba diagnóstica, incluso el inventor de esta prueba lo afirma [3]. Uno podría preguntarse: ¿qué pasa con las muertes? Vale la pena señalar que, en 2020, después de la primera ola, Kerala reportó un 10% menos de muertes por todas las causas que en 2019, de hecho, la más baja en muertes brutas desde 2015. [4] ¿El despliegue de la vacuna tiene algo que ver con agravar la situación? En ausencia de un equivalente del VAERS, las lesiones causadas por la vacuna o, en el peor de los casos, las muertes no se contabilizan adecuadamente. ¿Qué clasifica como una “muerte por COVID”? ¿Qué pasa con las estadísticas significativas sobre las comorbilidades? A pesar de todo esto, la tasa de recuperación del COVID es del 99,5%, incluso según las estadísticas oficiales [5].

   Pero Kerala está en una verdadera crisis, no tanto por el COVID directamente, sino más bien por las medidas irracionales e inconsistentes tomadas por el gobierno actual dirigido por los comunistas. Los bloqueos totales se impusieron de mayo a junio. Inevitablemente, tuvo un efecto paralizante en la economía que ya se tambaleaba por los efectos de los confinamientos anteriores. El rápido aumento del desempleo, combinado con la carga aplastante de la deuda, ha aumentado la delincuencia, las tasas de suicidio e incluso ha hecho que los afectados tomen medidas nefastas como la venta de sus propios órganos [6]. Casi llegó a un punto de inflexión hasta que el gobierno finalmente decidió salir del confinamiento, pero paulatinamente, dejando varias restricciones de movimiento y bloqueos durante los fines de semana.

Los lugares de culto no podían tener más de 15 personas, mientras las licorerías estaban abarrotadas. Este doble estándar no fue sorprendente teniendo en cuenta que el impuesto sobre las bebidas alcohólicas es una de las mayores fuentes de ingresos para el gobierno de Kerala. Sin embargo, las cosas solo empeoraron el 6 de agosto, pues las nuevas directrices dictaban que uno debía vacunarse con al menos una dosis o ser COVID negativo en un plazo de 72 horas para poder ir a las tiendas, bancos u oficinas gubernamentales [8]. El caos sofoca las decisiones de los que están en el poder, y afortunadamente hubo escasez de vacunas, e incluso de jeringas. Esto significaba que la nueva directiva no podría imponerse de forma efectiva, al menos por ahora. Pero, como mínimo, una de las motivaciones es clara: 1.5 mil millones de rupias (aprox. $ 20 millones de dólares) se impusieron como multas por violar las regulaciones de COVID desde mayo [7]. Las nuevas regulaciones fueron, sin duda, diseñadas en parte para aumentar las arcas. Siga el rastro del dinero, como dicen. San Pablo tenía razón cuando dijo: “El amor al dinero es la raíz de todo mal”.

[1] https://culturewars.com/news/hindu-golden-age

[2] https://culturewars.com/news/how-low-wages-continue-to-wreck-the-indian-economy

[3] https://bpa-pathology.com/covid19-pcr-tests-are-scientifically-meaningless/

[4] https://www.thehindubusinessline.com/news/national/kerala-reports-10-per-cent-less-deaths-in-covid-year/article33742027.ece

[5] https://dashboard.kerala.gov.in/index.php

[6] https://www.india.com/viral/heartbreaking-hit-by-covid-distress-paralysed-kerala-street-singer-puts-up-ad-to-sell-his-kidney-liver-4814697/

[7] https://www.newindianexpress.com/states/kerala/2021/aug/10/rs-125-crorethats-what-kerala-government-earnedby-penalisingpeople-during-lockdown-2342533.html

[8] https://www.hindustantimes.com/india-news/confusion-reigns-in-kerala-over-revised-covid-norms-101628193415127.html

Gentileza de Joseph M.M.

Traducido por Adri Mans

Leave a Reply

  • (no será publicado)