El intento de Pedro Sánchez de sustituir la cultura y destruir la cristiana.

Publicado en mayo 31, 2021, 9:13 am

La mentira es una droga dura. Se empieza por las pequeñas y se acaba instaurando en lo más profundo de la naturaleza humana. Se apodera de la persona y esta es capaz de llegar a límites donde ya no siente ningún tipo de vergüenza ni propia ni ajena. Cuando se convierte en una práctica habitual se llega al extremo de no poder distinguirla de la verdad. En los últimos días, el presidente de España, Pedro Sánchez, se ha convertido en un ejemplo claro de esta cuestión, y él mismo revela sus intenciones ocultas de manera muy clara. Las intenciones de este presidente y de su gobierno es aplicar a España algo parecido al Plan Kalergi.

El Plan Kalergi se podría resumir como un complot internacional orquestado por las élites políticas y económicas para importar millones de trabajadores de Asia y África y mezclarlos con las «razas europeas». Sustituir una cultura por otra y destruir la cultura cristiana. En este artículo analizaremos tres noticias que nos llevan a esa conclusión.

La primera, surge de unas declaraciones de nuestro presidente en el evento España 2050, donde dijo lo siguiente:

Les pongo a ustedes un caso que a mí me ha parecido revelador en el ámbito de la educación, esta es la clave de bóveda de todo lo demás, del desarrollo económico, la convivencia, la cultura democrática en cualquiera de los aspectos que tengamos todos en mente. Para converger con los países más desarrollados, España deberá de hacer dos cosas: mejorar sus niveles de aprendizaje y aumentar el número de población que obtiene una formación superior a la ESO. Las transformaciones demográficas se están produciendo ya. De aquí al año 2050 es más que probable que España tenga más de un millón de estudiantes menos. Si lo gestionamos bien, esto nos permitirá duplicar el gasto en cada estudiante sin incurrir en ningún aumento del gasto público actual.

Véase Pedro Sánchez minuto 70.

Obviamente, se está refiriendo a que debido al descenso de población, principalmente causado por la práctica tan extendida del aborto, tendremos menos estudiantes, y con el mismo dinero que se dedica en estos momentos al sector de la educación podremos invertir el doble en los que queden.

Planteamiento bastante simple y que no tiene en cuenta que también serán menos personas las que alimenten las arcas del Estado. Pero lo más increíble es que, por otro lado, el gobierno socialista plantea la iniciativa de incrementar la inmigración legal en 250.000 personas al año hasta 2050. Es decir, que por un lado dicen que gastaremos más en educación porque habrá menos educandos, y por otro lado dice que traeremos más personas para cubrir ese déficit.

Véase legalizar inmigración.

Pero no queda la cosa aquí. Hay otra noticia que analizaremos en conjunto con las dos anteriores que no deja lugar a dudas de que este gobierno no se ha vuelto loco diciendo lo uno y lo contrario, sino que de lo que se trata es de cambiar españoles por personas de otras culturas, es decir, cambiar cristianos por musulmanes o intentar hacer un sincretismo racial y cultural por la fuerza de la ley. La noticia es la que sigue:

El PSOE se alía con la patronal abortista para perseguir a los provida que se concentren ante abortorios: pretende castigarlos hasta con penas de cárcel. La iniciativa ‘Ambulancia Vida’ se sitúa delante de los abortorios y se limita a informar a las madres mediante ecografías o escuchas del latido del corazón de sus hijos, todos ellos “terribles delitos” …

Véase noticia.

La cuestión nos parece clara. El gobierno prohíbe que se informe a las mujeres que lo que llevan en su seno es un niño vivo porque muchas de ellas ante semejante descubrimiento deciden no abortar. No hace falta pensar mucho para darse cuenta de que aquí la cuestión no es reducir población, aquí la cuestión es sustituir a la población. A los españoles se les ponen todas las trabas posibles para tener hijos y a los inmigrantes todas las alfombras posibles para que lleguen hasta aquí. Si esto no es el Plan Kalergi, ¿qué es? Lo malo es que no está pasando solo en España, está pasando en toda Europa. Hay que decir también que los inmigrantes están siendo utilizados en este plan como munición y que no son culpables de lo que ocurre.

Corresponsal de España

Corresponsal de España

Leave a Reply

  • (no será publicado)