El fiscal Mena solicita inmunidad a Zapatero

Publicado en enero 15, 2021, 12:53 pm
FavoriteLoadingAgregar a favoritos 6 mins

En un artículo anterior mencionábamos la carta que el fiscal Mena envió al gran maestre de la Gran Logia de España, el Sr. Don José Carretero, con la intención de que utilizara su influencia para frenar de alguna manera la querella que presentaron los Royuela en 2006. En dicha carta decía lo siguiente:

Querido gran maestre y hermano, además de la amistad que nos une desde hace años, hoy me dirijo a ti, no solo ya como amigo, sino que en aras del proyecto humano y social en el que participamos juntos desde hace años, cada uno en su sitio y tú en mayor grado que yo, para que intercedas por mí ante el presidente José Luis Rodríguez Zapatero en un problema personal que me está causando fuertes quebraderos de cabeza. Sé perfectamente que Zapatero pertenece a otra logia, la Humanidades, pero dada tu categoría y posición relevante, sé que podrás contactar de logia a logia, y hacerle llegar, aunque no sea personalmente, mis temores y mis peticiones. Voy a ser totalmente sincero contigo. Un personaje barcelonés vinculado a la ultraderecha española, Alberto Royuela Fernández, ha interpuesto una querella contra mi persona, acusándome de un sinfín de delitos, entre ellos el de asesinato.

La cuestión se cerró tras la intervención de Zapatero en la Sala Segunda del Tribunal, con la jubilación de Mena. Al parecer, este tribunal argumentó no tener competencias para no aforados, y Mena, al jubilarse, perdió esa calidad. Mena manda una carta al presidente Zapatero agradeciéndole la gestión realizada por este en su favor.

Véase contenido de artículo anterior

Cuando ya solo le quedan unos pocos días para jubilarse, Mena pide al sargento Ruiz que le pase a limpio una segunda carta dirigida a Zapatero, argumentando que le pide a él la confección de esa carta por la imposibilidad de trasladársela a su secretaria debido al contenido de la misma y haciéndole notar que también convenía al Sargento que esa carta llegase a Zapatero, ya que él formaba parte también del paquete de personas para el que pedía inmunidad, entre los que incluye a Jiménez Villarejo, Peña, los del forense, la científica y para algunos magistrados como Thomas o Vidal. Y que debe de hacer llegar la carta al expresidente Zapatero por el bien de la organización y para que todo lo que han hecho no trascienda ni tenga la más mínima repercusión de tipo penal y por supuesto ninguna repercusión social. Ya que al tener Zapatero el control del Partido Socialista, y dicho partido haber sido inductor de muchas de las acciones llevadas a cabo por la organización de Mena, le recuerda de alguna manera que le debe ese favor. Transcribimos a continuación un pequeño resumen del contenido de la carta:

Presidente, soy José María Mena, y aunque no nos conocemos personalmente, hemos establecido contacto en varias ocasiones. Ante la inminencia de mi jubilación, necesito más que nunca su colaboración ante quien sea preciso para que las perniciosas consecuencias que podrían acarrear a mí y a su partido, si alguien llegase a hacer caso a las denuncias de Alberto Royuela. Ambos sabemos que eso podría ser desastroso para nuestros intereses. Los dos sabemos que es preciso redoblar el esfuerzo y conseguir que nadie preste atención a las denuncias de ese loco fascista. En cierta medida entiendo su virulencia contra mí por la muerte de uno de sus hijos, en la que no tuve nada que ver directamente, pero tuve que tapar al estar implicados miembros del equipo que trabaja para mí. Como no he podido pararlo mientras tenia poder, ahora que tengo la jubilación encima y no podré manejar los hilos como quisiera, necesito de todas todas su apoyo y confío en obtenerlo.

Véase contenido integro de la carta

Como en ocasiones anteriores, sabemos perfectamente que mientras un juez no determine la culpabilidad de esta organización, este artículo se escribe bajo la presunción de inocencia de la organización del exfiscal Mena. Pero lo que no se escapa a ninguna inteligencia por mínima que sea, es que después de esta exposición de los hechos acontecidos que plantean los Royuela, si alguien no es juzgado, ya fuese por injurias (en el caso de los Royuela) o por reiterados delitos (en el caso de Mena y su organización), este asunto ya no se sostiene. Y lo más grave es que si los Royuela tienen razón (cosa que cada vez más es lo que parece), la gravedad de este asunto excede cualquier capacidad, ya que con esta última carta quedan señalados el expresidente Zapatero y el Partido Socialista.

Corresponsal de España

Corresponsal de España

Leave a Reply

  • (no será publicado)